Sobre mí

IMG_2747Bienvenid@!!!

Si has llegado hasta aquí quizá sea porque algo te ha picado la curiosidad… Y por ello, te invito a que continúes leyendo.

Me llamo Arturo Compés Clemente, soy de Zaragoza, pero como siempre digo, soy del género Pirenaicus. Pase casi toda mi infancia en Pais Vasco, a caballo entre Alava y Guipuzcoa. En aquellas tierras, rodeado de campos verdes, colinas y pequeñas montañas de bosques frondosos di, casi casi, mis primeros pasos. Aquellos paisajes, como los de la Peña de Orduña, marcaron profundamente mis primeros años de vida. La naturaleza estaba ahí, pero como escribió Martinez de Pisón, no basta con que este, tienes que escucharla. Y así fue. En las montañas cerca de casa, como en las playas del cantábrico, aprendí a apreciar la belleza de la naturaleza, a escucharla, y sobre todo, a sentirla.

En los libros de montaña y mapas que siempre hubo en casa, mi imaginación voló. Aquellas obras me ayudaron a descubrir, desde la inocencia de un niño, un mundo, el de las grandes cordilleras, de las que hasta entonces nada sabía. Aquellas imágenes en papel, y las historias de mi padre por los Pirineos, convirtieron lo desconocido en real y cercano.

Suerte, destino, o simplemente mi camino, hicieron que todas aquellas intensas experiencias continuaran tras mi vuelta a Zaragoza. A través del club de montaña del colegio, comencé a recorrer las montañas del Pirineo y otras del Sistema Ibérico. Aprendí los valores de la naturaleza, de la montaña y a crecer entre montañas.

Estudie Historia. Durante aquellos años aprendí muchísimo. Amplié horizontes y tome conciencia de la complejidad del mundo de ayer (y de hoy). Entre cursos de historia, libros y exámenes seguí muy ligado a la montaña. Así pasaron los años y mi vida fue transcurriendo entre caminos y sendas, para mucho tiempo después, descubrir otras maneras de ascender montañas, la de hacerlo por crestas y paredes por las que hoy me siento tan atraído.

Así, mi vida continuó hasta que a comienzos de 2013 emigré a Gran Bretaña donde pasé casi cuatro años de mi vida. Allí algo volvió a despertarse en mi. Y de nuevo, la montaña gritó con más fuerza que nunca, así que decidí dar un giro a mi vida, y ampliar mi formación a través de los cursos de guía de montaña. Hoy, de nuevo en España, sigo formándome como International Mountain Leader (UIML), creciendo como deportista, como persona y con la ilusión y ganas de compartir esta realidad que me apasiona y que me lleva a seguir Creciendo entre Montañas.